Notice: get_bloginfo was called with an argument that is deprecated since version 2.2.0! The home option is deprecated for the family of bloginfo() functions. Use the url option instead. in /var/www/hernanmouro.org/wordpress/wp-includes/functions.php on line 4657

Sergio Natali

por Pedro Lan­dau

Mi entre­vis­ta­do es el pro­fe­sor Ser­gio Nata­li. Oriun­do de Bahía Blan­ca, actual­men­te se desem­pe­ña como pro­fe­sor de gui­ta­rra en el Con­ser­va­to­rio Pro­vin­cial de Músi­ca de la ciu­dad, de don­de egre­só. Estu­dió con los pro­fe­so­res Fer­nan­do Maglia y Hec­tor Farías entre otros y cuen­ta con varias com­po­si­cio­nes y arre­glos que a menu­do son toca­das por los alum­nos.

Yo tuve la suer­te de empe­zar a estu­diar con él (toda­vía con­ti­núo) y apar­te de ser un exce­len­te pro­fe­sor pude apre­ciar a tra­vés de sus arre­glos y com­po­si­cio­nes que es un exce­len­te músi­co y un gran gui­ta­rris­ta.

¿Cómo lle­ga la gui­ta­rra a vos?

Lo pri­me­ro que recuer­do es que arri­ba del rope­ro había como un “ataúd” que me lla­ma­ba la aten­ción, y yo le pre­gun­ta­ba a mis padres que era eso y me decían que era la gui­ta­rra del abue­lo, mi abue­lo toca­ba en un gru­po don­de hacían tan­gos y músi­ca para bai­lar de la épo­ca, y de vez en cuan­do se la pedía para jugar ( yo ten­dría 4 años mas o menos). Enton­ces juga­ba a que hacía algu­na can­ción y siem­pre se man­tu­vo por ese lado y no por el lado de imi­tar a alguien o tocar algo ya escri­to, inclu­so has­ta el día de hoy siem­pre que me acer­co a la músi­ca más para com­po­ner y hacer algo nue­vo que para repro­du­cir algo ya hecho.

¿Cuán­do deci­dís tener una edu­ca­ción musi­cal for­mal?

Des­pués de esa eta­pa dejé la gui­ta­rra y a eso de los doce años un ami­go se anotó para­ir con una pro­fe­so­ra de gui­ta­rra que había en el barrio y yo me anoté con él, pero más por­que era ami­go mio y para acom­pa­ñar­lo que por ganas pro­pias. Al final me ter­mi­né engan­chan­do y empe­cé a tocar la gui­ta­rra de vuel­ta todo el día lo que me daba esta pro­fe­so­ra, que era mas que nada acor­des y cosas bási­cas. Recuer­do tam­bién que fui bas­tan­te esta­fa­do ya que fui dos o tres años y no avan­cé dema­sia­do mas allá de lo bási­co. Tam­bién recuer­do que esta pro­fe­so­ra hacía unos simu­la­cros de exá­me­nes a fin de año don­de venían pro­fe­so­res de Bue­nos Aires a tomar­me que no eran mas que sus ami­gas que se jun­ta­ban a tomar el te, y des­pués me daban un car­tón don­de decía “pasas­te a segun­do año” o algo así. Cuan­do me di cuen­ta de la esta­fa deje de estu­diar con ella y seguí por mi cuen­ta has­ta los die­ci­sie­te más o menos que fue la épo­ca en que esta­ba por ter­mi­nar el secun­da­rio y yo veía que lo que me gus­ta­ba era la músi­ca y la gui­ta­rra, enton­ces empe­cé a ave­ri­guar don­de se podía hacer algún estu­dio mas com­ple­to y me topé con el con­ser­va­to­rio y me deci­dí a entrar.

El inte­rés por la gui­ta­rra­clá­si­ca exclu­si­va­men­te, ¿empe­zó antes o des­pués de eso?

Antes de entrar al con­ser­va­to­rio me acuer­do que fui un año con un pro­fe­sor que era bas­tan­te cono­ci­do acá en Bahía, que se lla­ma­ba Pirín­cho Torres, todos los “pró­ce­res” del rock bahien­se habían ido con el, como “el cie­go” Moreno, Rami­ro Musot­to, etc. Este señor daba cla­ses en un gara­ge don­de tenia varios ampli­fi­ca­do­res y una bate­ría y todos los alum­nos toca­ban a las vez. En reali­dad él era bate­rís­ta y de gui­ta­rra no sabía nada, él lo que hacía era poner­me en un cua­derno los dibu­jos de los acor­des, pero nun­ca me los toca­ba, se fija­ba cómo eran en algún libro y des­pués me los pasa­ba. Cuan­do me apren­dí las qui­nien­tas for­mas de tocar Do mayor me dijo “ya está, ter­mi­nas­te”, ¿cómo que ter­mi­né?, le dije, si en el con­ser­va­to­rio se estu­dia mucho más –y apar­te me acuer­do que en ese momen­to veía a Cacho Tirao tocar en la tele­vi­sión, que como era el úni­co que apa­re­cía en los medios tocan­do era una espe­cie de refe­ren­te, por no decir el úni­co. Así que ave­ri­guan­do me ente­ré que en el con­ser­va­to­rio se ense­ña­ba ese tipo de téc­ni­ca, la de “gui­ta­rra solis­ta”.

¿Duran­te ese tiem­po pudis­te hacer con­vi­vir tu inte­rés por la gui­ta­rra clá­si­ca con el gus­to por la músi­ca popu­lar? ¿O lo tuvis­te que rele­gar en fun­ción de tus estu­dios?

Por mucho tiem­po fue­ron pare­jas, me la pasa­ba tan­to con un gru­po tocan­do como estu­dian­do la gui­ta­rra clá­si­ca, aun­que nun­ca pude hacer que sean com­ple­men­ta­rias, o me iba mal con una o con la otra por no poder cam­biar el chip diga­mos, enton­ces como yo que­ría ter­mi­nar mi carre­ra acá (en el con­ser­va­to­rio) y tam­bién veía­que era la úni­ca for­ma de tener un titu­lo, opte por seguir pro­fun­di­zan­do en la téc­ni­ca­clá­si­ca y esta mis­ma adap­tar­la a la gui­ta­rra eléc­tri­ca por ejem­plo. Lo que pasa es que si te intere­sa la músi­ca en gene­ral te empie­za a atraer todo y no pasa por rele­gar sino por hacer lugar para todo.

Recién nom­bra­bas a Cacho Tirao, ¿ya empe­za­bas a ser influen­cia­do por algún gui­ta­rris­ta?, sin impor­tar el géne­ro.

Influir no sé, lo que pasa es que empe­zás a des­cu­brir un mun­do y lo que hacés es explo­rar­lo has­ta que lo ago­tás, eso me pasa­ba a mi con los gui­ta­rris­tas y tam­bién con muchos gru­pos de rock que en su momen­to uno los tie­ne como lo más y cuan­do cono­ces el bos­que y ves todo cam­biás de opi­nión y lo con­tra­rio tam­bién, gru­pos que me decían que eran bue­nos y yo no les daba impor­tan­cia los empe­cé a escu­char de otra mane­ra y apre­ciar de otra mane­ra. En eso, el estu­dio de la músi­ca clá­si­ca esta bueno, por­que te da una uni­ver­sa­li­dad para poder poner las cosas en su lugar.

¿Den­tro del reper­to­rio clá­si­co, tenes algún esti­lo que pre­fie­ras tocar?

La ver­dad que no, de lo más anti­guo Dow­land es muy lin­do, Weiss y Bach tam­bién, aun­que sus obras no sean para gui­ta­rra espe­cí­fi­ca­men­te. Capaz que la par­te román­ti­ca es la que menos me atrae, del perío­do clá­si­co algu­nas cosas me gus­tan y otras no tan­to, por ejem­plo cuan­do se bus­ca que la gui­ta­rra se con­vier­ta en una orques­ta me pare­ce paya­se­co, apar­te de impo­si­ble, y del perío­do con­tem­po­rá­neo capaz que por­que uno lo tie­ne mas cer­ca y mien­tras no sea un len­gua­je total­men­te abs­trac­to tam­bién me gus­ta, creo que si se des­tru­ye com­ple­ta­men­te la músi­ca como len­gua­je se pier­de una comu­ni­ca­ción con el oyen­te.

¿Creés que esas obras del perío­do con­tem­po­rá­neo son para un públi­co dema­sia­do espe­cí­fi­co?

Pue­de ser, pero yo recuer­do que cuan­do estu­ve en Fin­lan­dia se hacían varios test entre músi­cos muy avan­za­dos de la carre­ra que eran exce­len­tes y se les ponía dife­ren­tes obras no tan cono­ci­das para ver si podían dis­cer­nir pri­me­ro los auto­res, des­pués se les pedía si podían ubi­car cier­ta estruc­tu­ra que esta­ba implí­ci­ta en la obra, la forma,etc. Y no podían, creo yo por­que el oído humano no lle­ga a desa­rro­llar tan­to nivel de dis­cer­ni­mien­to. Cuan­do ya no te podes aga­rrar de nada se rom­pe toda comu­ni­ca­ción.

La docen­cia, ¿Era algo que tenías pre­sen­te mien­tras estu­dia­bas? ¿Te veías como docen­te en un futu­ro?

Siem­pre tuve pre­sen­te el hecho de ser docen­te, capaz que uno ya veía que vivir del con­cier­to clá­si­co en este país y en todos los paí­ses tam­bién, era y es muy difí­cil. Has­ta los mejo­res die­ron cla­ses y enton­ces uno lo pre-asu­me ya. Pero como ya te dije lo que más me gus­ta­ba era com­po­ner, cada vez que tenia un rati­to libre pre­fe­ría hacer algo nue­vo que poner­me a pre­pa­rar un con­cier­to.

En la actua­li­dad, ¿En qué por­cen­ta­je sos docen­te y en que gui­ta­rris­ta?

Y cuan­do uno ya tie­ne una fami­lia el por­cen­ta­je en que sos docen­te se incre­men­ta para cubrir los gas­tos. La docen­cia en este caso es un camino que te per­mi­te estar en con­tac­to con la gui­ta­rra y con la músi­ca, pero diga­mos que en un ochen­ta por cien­to de pro­fe­sor y un veni­te como gui­ta­rris­ta.

Muchas de las obras que les das a tus alum­nos en los pri­me­ros nive­les son arre­glos tuyos sobre can­cio­nes de músi­ca popu­lar, ¿Cómo pen­sás esos arre­glos? ¿Los pen­sás para un nivel deter­mi­na­do o haces el arre­glo y des­pués dedu­cís la difi­cul­tad?

Lo pri­me­ro que bus­co es que sue­ne, por­que a veces uno por bus­car que los arre­glos no sean muy difí­ci­les empie­za a sacar cosas, y el resul­ta­do que­da muy “cua­dra­do”, o pier­de el fra­seo, etc. Yo los hago pen­san­do en los pri­me­ros nive­les, por­que ahí los chi­cos toda­vía no quie­ren sepa­rar­se tan­to de la músi­ca popu­lar, ya en la carre­ra uno supo­ne que el alumno quie­re tocar el reper­to­rio clá­si­co. Una vez que ter­mino el arre­glo y veo que tie­ne cier­ta belle­za esté­ti­ca diga­mos, ahí pien­so para que nivel deter­mi­na­do es ( FOBA 1, FOBA 2, etc).

¿Seguís tocan­do obras nue­vas? ¿Cómo te acer­cas a ellas?

Gene­ral­men­te las obras nue­vas sur­gen gra­cias a los alum­nos, ya que por ejem­plo un alumno escu­chó algo que quie­re tocar y uno tie­ne que mirar­la un poco a ver si res­pon­de a lo que el quie­re, al año en que esta, su difi­cul­tad. Den­tro de todo es una bue­na mane­ra de ver obras, si tuvie­ra el tiem­po que tenía antes me pon­dría con dete­ni­mien­to a ver obras nue­vas, pero por el momen­to no hay tiem­po para mucho más.

Para ter­mi­nar esta entre­vis­ta le comen­to a los lec­to­res que el pro­fe­sor Nata­li para­le­la­men­te a su tra­ba­jo como docen­te en el Con­ser­va­to­rio de Bahía Blan­ca reto­mó el pro­yec­to de su ban­da, que hace más de diez años que no toca­ban jun­tos, don­de se bus­ca hacer una fusión de los dife­ren­tes géne­ros de músi­ca rio­pla­ten­se y fol­klo­ri­ca con géne­ros como el jazz.